Race sep 08, 2011

HIRSCHER ASUME EL RETO

A punto para la acción. Marcel Hirscher (22 años) es un firme partidario del trabajo en equipo. El atleta de ATOMIC (esquís, fijaciones, botas, casco y gafas), plenamente recuperado de la fractura de escafoides sufrida en febrero, lo demuestra cada día en sus entrenamientos. Hirscher, su padre Ferdinand, el experto en botas de ATOMIC Andreas Dudek y el legendario preparador de ATOMIC Edi Unterberger trabajan sin descanso en la configuración ideal para el invierno.

“He aprendido mucho de la lesión —afirma Marcel Hirscher, unas palabras que, viniendo de una persona joven y atrevida, apasionada por las motos, el paracaidismo y cualquier cosa rápida, peligrosa y prohibida, no son precisamente vacías—. Durante este parón obligado he visto más que nunca la importancia de los amigos y la familia. No poder hacer nada de nada es una pesadilla. Para mí, el deporte significa muchísimo”. Ya recuperado de su lesión, el triple campeón del mundo júnior, ganador de tres pruebas de la Copa del Mundo desde su debut en marzo de 2007,,ha trabajado día y noche en la puesta a punto de cara a su cuarta temporada completa en la Copa del Mundo.

HIRSCHER COGE SUS BÁRTULOS: 400 KG PARA SU PRIMER VIAJE A NUEVA ZELANDA

 
“En agosto viajo por primera vez a Nueva Zelanda. Tengo muchas ganas de ver qué condiciones encontraré allí”, comenta un ilusionado Hirscher, cuarto en el eslalon olímpico en, Vancouver,. Edi Unterberger, el preparador que ha trabajado con estrellas de ATOMIC como Hermann Maier, Stephan Eberharter, Markus Wasmeier y Michael Walchhofer,, se ocupará del transporte de los 400 kilos de material (27 pares de esquís) de su pupilo Marcel Hirscher. Edi y el padre de Hirscher, Ferdinand, un monitor de esquí que calzó los esquís a su hijo cuando no tenía más de dos años, han invertido incontables horas en el taller de ATOMIC buscando la configuración perfecta para las pruebas más técnicas. “Fredl, el padre de, Marcel, aporta ideas muy buenas. Pasa muchas horas analizando los vídeos de Marcel. Y el resultado es una cooperación muy interesante y provechosa”, afirma en elogiosos términos el preparador Unterberger sobre el mayor de los Hirscher.