mar 05, 2012

MARLIES, ENTUSIASMADA CON SU CUARTO GLOBO DE CRISTAL EN ESLALON

El esquí de élite tiene muchas caras, pero en eslalon hay una que destaca por encima de todas: la de Marlies Schild. Pese a cometer fallos en las dos mangas y terminar en tercera posición, la austriaca se ha asegurado la victoria en la Copa del Mundo de eslalon por cuarta vez. “Es fantástico que todo esté ya decidido. Ahora voy a poder competir aún con mayor libertad en las pruebas que quedan”. Marlies está entusiasmada con su cuarto globo de cristal en eslalon y esta temporada todavía tiene la oportunidad de convertirse en la mejor especialista en eslalon de la historia en categoría femenina.

“He cometido fallos. He logrado seguir metida en la prueba, pero he tenido que renunciar a la velocidad”. Este es el análisis que hacía la esquiadora austriaca, acompañado de una sonrisa y un guiño. Se ha quedado a solo 7 centésimas de segundo del mejor tiempo, pero la tercera plaza le ha valido para llevarse la victoria en la Copa del Mundo de eslalon por cuarta vez en su carrera. Marlies Schild y su preparador, Rudi Berger, no podían ocultar su satisfacción: “En estas condiciones, la clave era encontrar la configuración perfecta de los cantos del ATOMIC RACE 158 SL. Y parece que lo conseguimos, porque Marlies logró recortar distancias pese a los fallos. Y ahora ya tiene su cuarto globo de cristal en eslalon”.

A las puertas de un récord histórico

Las pruebas de Are y Schladming que se celebrarán próximamente serán una fantástica oportunidad para Marlies. Aunque ya es la ganadora indiscutible de la Copa del Mundo 2011/2012, está a solo una victoria de igualar el récord absoluto de Vreni Schneider (34 victorias en eslalon en la Copa del Mundo). Y, además, está pisando los talones a su novio Benjamin Raich (36 victorias en la Copa del Mundo con ATOMIC hasta el momento).

Quinto puesto para Max Franz

Este fin de semana no pudo terminar mejor para la joven promesa de ATOMIC Max Franz, especialista en velocidad. El esquiador de Carintia se fue de Noruega con muchos puntos en el bolsillo y con garantías para afrontar las finales de Schladming, donde participará en las categorías de supergigante y descenso. El viernes terminó décimo en supergigante y el domingo repitió su mejor resultado de la temporada con un quinto puesto, igual que en Gröden.