mar 19, 2013

ALTOS VUELOS 2.0: EL FENÓMENO DE LOS ÉXITOS DE MARCEL

Lenzerheide. Tras la temporada de 2012 / 2013, Marcel Hirscher sigue siendo el mejor esquiador alpino del mundo y todo un fenómeno para el mundo del esquí. En el invierno posterior a su gran salto al estrellato, ha logrado superarse a sí mismo una vez más: de nuevo vencedor absoluto de la Copa del Mundo, pero aún con más puntos. Doble Campeón del Mundo, Plata en el Campeonato del Mundo en casa celebrado en Schladming. 23 carreras - 21 podios. Con la Icon Series desarrollada por el mismo, consiguió por primera vez la Bola de Cristal del eslalon con una puntuación récord. El fenómeno del éxito de Marcel, su esfuerzo de gigante durante una carrera de tres cuartos de hora al límite…

«Hacer cálculos no sirve de nada; lo que sirve es correr a toda velocidad». Marcel Hirscher siempre se cuida de comentar demasiado las estadísticas del esquí durante la temporada de invierno. Con el cierre de la temporada y un nuevo podio –el vigésimo primero– en la última de sus 23 participaciones, el propio deportista queda asombrado: «¡Estas cifras no dejan de sorprenderme!» A título comparativo: en su época dorada, Alberto Tomba sólo consiguió una vez acabar entre los tres primeros en todas y cada una de las pruebas de eslalon. O bien: 1535 puntos y triunfo absoluto en la Copa del Mundo logrado sólo en dos disciplinas. También en este aspecto Marcel ha batido su excepcional ficha del año pasado: 180 puntos más. O bien: consiguió un doble Oro y una Plata con siete victorias en el Campeonato del Mundo, once segundos puestos y tres terceros puestos, sin abandonar en una sola prueba. A este respecto comenta: «Aunque eso no se debe al desarrollo del Redster: el problema que teníamos antes con enhebrar las puertas se han resuelto con una innovación en la bota».

BARRA DE MATERIALES PARA TRES CUARTOS DE HORA AL LÍMITE
Cuando Marcel Hirscher habla de NOSOTROS se refiere a los expertos en competición de Atomic, ante todo su técnico Edi Unterberger, su mañoso padre Ferdinand y él mismo. A este respecto añade: «Al fin y al cabo yo soy sólo el que hace los descensos. Lograr una serie como la de este año sólo es posible si todos dan más del 100 por cien». Es justo lo que hacen todos en el equipo Hirscher: el departamento de competición de Atomic dejó a punto 100 pares de esquís con sus sistemas de fijación, 30 pares de botas Redster, cascos y máscaras para todas las condiciones concebibles. Todo para 41 minutos y 40 segundos al límite si se suman todas las pruebas, excepto los eventos urbanos y el evento de equipo en el Campeonato del Mundo. Marcel: «Vaya: este esfuerzo tremendo de miles de horas para apenas tres cuartos de hora de competición en los que te juegas todo…»

Ha merecido la pena en estos «altos vuelos 2.0» de Marcel Hirscher, una superestrella del esquí que ha dado un salto estratosférico en su carrera. La superserie de Marcel en el eslalon, con once podios en once carreras, corresponde a unos 4772 metros de altitud recorridos a plena carrera. Además ha sido el primer esquiador de la historia de este deporte que ha conseguido la victoria en el Campeonato del Mundo con unos esquíes desarrollados por él mismo, los Redster Icon. «Tantas emociones, tantas imágenes... lo tengo que repasar todo bien», afirma Marcel. Ese momento llegará en un par de semanas, cuando se calme el entusiasmo que ha generado: «Me voy de vacaciones, pero muy muy lejos del esquí».

Share