mar 17, 2012

DÍA ATOMIC EN SCHLADMING: HIRSCHER SE IMPONE EN LA GENERAL DE LA COPA DEL MUNDO

Día ATOMIC en Schladming: dos victorias, tres globos de cristal y muchas lágrimas de felicidad. Marcel Hirscher, armado con sus ATOMIC D2 RACE, lo arriesgó todo a una carta en la segunda manga del eslalon gigante, una apuesta que tuvo su recompensa: novena victoria de la temporada, triunfo en la clasificación de la categoría y 25 puntos de ventaja en la general de la Copa del Mundo antes del último eslalon del domingo. Michaela Kirchgasser se llevó la victoria en eslalon, y Marlies Schild ganó su quinto globo de cristal tras terminar tercera.

Al cruzar la línea de meta, Marcel Hirscher cerró los ojos y se dejó llevar por los vítores de los miles de aficionados que se agolpaban en el estadio donde se celebró la final de Schladming. Después, gritó de felicidad y alzó hacia el cielo azul el pequeño globo de cristal que le acredita como campeón absoluto en eslalon gigante. “¡No entiendo nada! Nunca en mi carrera había arriesgado tanto como en la segunda manga de hoy. Todo el mundo hablaba del dichoso globo de cristal. La presión era enorme. Significa muchísimo para mí haber ganado el globo de cristal de gigante y tener a un palmo la victoria en la general de la Copa del Mundo”, aseguró un Marcel Hirscher todavía emocionado en su primera entrevista. Y apostilló: “¡El esfuerzo tiene su recompensa, aunque un poco de suerte nunca viene mal!”. Mañana el joven esquiador de Salzburgo de 23 años tendrá la oportunidad de recortar los 50 puntos que le separan del liderazgo en la Copa del Mundo de eslalon.

Regalo de cumpleaños para Kirchgasser y lágrimas de felicidad de Schild
Mañana Michaela Kirchgasser cumplirá 27 años, pero motivos para empezar las celebraciones hoy mismo no le faltan: la austriaca conquistó la segunda victoria de la temporada en el eslalon de Schladming, su tercer triunfo en la Copa del Mundo. Este resultado le permitió terminar segunda en la general de la categoría, solo por detrás de Marlies Schild, que acabó tercera y cerró una temporada prácticamente perfecta. Schild ha logrado su cuarto globo de cristal en eslalon (con seis victorias, dos terceros puestos y una sexta plaza), el quinto en total de su carrera. En la ceremonia de entrega de medallas, Marlies Schild no pudo evitar derramar unas lágrimas de felicidad y emoción. Schladming vivió un día 100% ATOMIC.

Share