ene 04, 2012

LA REINA MARLIES IV.

Ecuador de la temporada. Quinto eslalon de la temporada y quinta victoria. Y cinco oportunidades más para cerrar una temporada de libro. La estrella de Atomic Marlies Schild se coronó como Marlies IV sobre la nieve de Sljeme, en Zagreb. Marlies Schild se llevó por cuarta vez en su carrera la prueba femenina con mayor dotación económica de la Copa del Mundo (42.000 euros para la ganadora). Michaela Kirchgasser, su compañera del equipo Atomic, terminó en tercera posición, su primer podio en eslalon en la Copa del Mundo.

Ventaja de 1,40 segundos sobre la segunda clasificada, mejor tiempo en las dos mangas, besos para la cámara y otra corona sobre la cabeza de la Reina de la Nieve, en esta ocasión en Zagreb. La palabra “presión” no viene en el diccionario de Marlies Schild, que compite ya contra la historia. En el capítulo de victorias en una sola disciplina, solo superan actualmente a Marlies Schild mitos de la talla de Vreni Schneider (34 triunfos en eslalon), Alberto Tomba (35 victorias en eslalon, y presente en Zagreb para felicitar a la reina de la nieve), la legendaria atleta de ATOMIC Annemarie Moser-Pröll (36 victorias en descenso) e Ingemar Stenmark (46 triunfos en eslalon gigante). Así vivió Marlies Schild su victoria número 32 en eslalon (y 34 en la Copa del Mundo): “Es fantástico estar en lo más alto, dure lo que dure. Esta buena racha me da más fuerza y más confianza. La verdad es que estoy disfrutando de cada instante”.

RECONOCIMIENTO PARA EL PREPARADOR DE ATOMIC WOLFGANG MOSER

La esquiadora de ATOMIC Michaela Kirchgasser saboreó al máximo su estreno en el podio mientras sonaban las notas del himno. Y es que tras dos mangas excelentes obtuvo como premio su primer podio en eslalon en la Copa del Mundo. “He cogido una buena línea y he bajado muy bien. Y todo gracias a mi preparador Wolfi Moser. Siempre me deja los esquís a punto de revista. Entre los dos hemos encontrado una configuración que se ajusta muy bien a mi perfil y que me ha permitido rendir bien hasta el final. Sin embargo, todavía tengo que pulir algunos fallos si quiero llegar a lo más alto del podio”.