ene 25, 2012

NERVIOS DE ACERO: HIRSCHER CONSIGUE SU PRIMERA VICTORIA EN CASA

Una actuación perfecta y unos nervios de acero: estas fueron las claves de la victoria de la estrella de ATOMIC Marcel Hirscher en la prueba nocturna celebrada en Schladming, el sexto triunfo de la temporada y el primero delante de su público. Este éxito llegaba tras dos eliminaciones seguidas y la polémica sobre la puerta que supuestamente se saltó. ATOMIC apoyó al austriaco con un “pico de buitre” ultraligero montado en la punta del esquí para evitar que pudiera saltarse ninguna puerta.

Cuando faltaban 377 días para el inicio de los Mundiales de esquí en Schladming, Marcel Hirscher dio una auténtica lección de eslalon equipado con sus ATOMIC RACE 165 SL de siempre y unos picos de buitre de nueva incorporación ante 45.000 espectadores absolutamente entregados. En la primera manga registró un tiempo de 50,13 segundos y se colocó en cabeza con una ventaja de 0,75 centésimas de segundo. “Para mí esta manga ya ha sido una victoria, termine como termine la carrera. He demostrado que todavía sé esquiar. Tras hablar con Kostelic y Neureuther, siento un enorme alivio. Ahora todos podemos volver a concentrarnos en lo verdaderamente importante”. En la segunda manga, el austriaco de 22 años cruzó la meta 22 centésimas por delante de su rival más directo y conquistó su novena victoria en la Copa del Mundo.

Rudi Huber, director de ATOMIC Racing, se quitó el sombrero ante los nervios de acero del joven esquiador de ATOMIC: “Marcel se ha revelado como un deportista extremadamente honrado y capaz de mantener la cabeza fría a pesar de las eliminaciones de Wengen y Kitzbühel, y de las acusaciones infundadas de algunos rivales. Seguro que los picos de buitre que colocamos en sus esquís, de un plástico ligero pero muy resistente, le han ayudado anímicamente”.

Marlies Schild deja boquiabiertos a sus homólogos masculinos

Con su aparición en la “Planai”, la reina del eslalon de ATOMIC Marlies Schild no solo entusiasmó a los espectadores allí congregados, sino también a los esquiadores del circuito masculino. Marcel Hirscher siguió su descenso desde un monitor instalado en la salida. Su tiempo cronometrado (53,09 segundos) le habría permitido clasificarse para la segunda manga en 25.ª posición. Benni Raich, noveno al final de la competición, se deshizo en elogios hacia su novia, a la que sacó 1,37 segundos en la primera manga: “Es increíblemente rápida y la información que nos ha dado sobre el estado de la pista tras completar el descenso ha sido muy útil”.