feb 20, 2012

DIVERSIÓN AL CUADRADO PARA MARCEL HIRSCHER

Segunda prueba, segunda victoria. Tras su triunfo en eslalon gigante, la estrella de ATOMIC Marcel Hirscher se impuso también en la prueba de eslalon disputada en Bansko. Esta es su octava victoria de la temporada, la cuarta en eslalon equipado con los ATOMIC RACE 165 SL. Hirscher abandona Bulgaria con 200 puntos de la Copa del Mundo en el bolsillo, lo que le permite liderar la clasificación de eslalon gigante y ocupar la segunda posición en eslalon y en la clasificación general. La lucha por los puntos continuará el martes en la prueba paralela que se celebrará el martes en Moscú.

“Me encanta mi trabajo —exclamó un eufórico Marcel Hirscher a su llegada a la soleada zona de meta de Bansko—. Esquiar con este tiempo es una auténtica gozada. Ha sido una prueba fantástica; he disfrutado de cada movimiento”. Equipado con los ATOMIC RACE 165 SL que le había preparado el técnico Edi Unterberger, Marcel Hirscher logró el mejor tiempo en la primera manga y el tercer mejor tiempo en la segunda, lo que le allanó el camino para su cuarta victoria en el noveno eslalon de la temporada. Al joven esquiador de Salzburgo de 22 años, le faltan ahora solo 35 puntos para auparse a la primera posición de la categoría.

200 puntos para dar caza al líder de la general
El esquiador de ATOMIC ha logrado pasar de la tercera a la segunda posición en la clasificación general de la Copa del Mundo y situarse a solo 18 puntos del líder. ¿Nota el austriaco la presión? “Es bonito estar vivo en la pelea por el liderazgo en la general. Ahora más que nunca. Sin embargo, no me hago muchas ilusiones. Para mí, el principal objetivo es lograr la máxima velocidad en cada giro”, asegura Marcel Hirscher. Preguntado sobre su posible participación en el supergigante de Crans Montana, el austriaco deja la puerta abierta: “Ahora mismo me noto todos los huesos; el esfuerzo es máximo. El próximo horizonte es Moscú, pero voy a tomar la decisión en breve”.