• ATOMIC D2
  • ATOMIC D2
  • ATOMIC D2
  • ATOMIC D2
Race feb 20, 2012

ATOMIC INSIDE: LOS ENTRESIJOS DEL DOUBLEDECK

Creado con cabeza y corazón. El Atomic D2 Race esconde más de lo que enseña: 40 componentes elaborados con materiales nobles, desde titanio hasta madera, ensamblados en 20 fases. El secreto es, sin embargo, el buen hacer de los mejores expertos en esquí. Vamos a sumergirnos en las interioridades del Doubledeck.

Sede de ATOMIC en Altenmarkt. Aquí se producen cada año 2.500 pares de esquí diseñados especialmente para competición. Hans Schaidreiter, responsable del departamento de investigación y desarrollo de Racing Alpine, nos explica el funcionamiento del ATOMIC D2 RACE: “El esquí Race Cap Ski está formado por un listón superior y un listón inferior, además de un núcleo de madera elaborado con madera de la zona. Puede ser de álamo, fresno o haya. Las láminas de fibra de vidrio y los refuerzos de titanio se colocan en el listón superior e inferior y también en los laterales del esquí. Todos estos componentes tienen una fuerza de tracción increíblemente alta, por lo que sus límites de carga son muy elevados. El efecto rebote de todas las piezas es vital, un aspecto que se tiene en cuenta también en el proceso de fabricación del Cap. Deben ofrecer un magnífico rendimiento a pesar de las cargas y las fuerzas extremas a las que están expuestas”. Todos los elementos son ensamblados a mano en una prensa por un especialista con formación en la fabricación de esquís. “Los componentes se ponen en un molde, se cubren con un adhesivo a base de resina de epóxido y se unen mediante la aplicación de calor y presión durante 15 minutos”.

La composición del Doubledeck, con esquí superior y esquí inferior, hace que el resultado sea el doble de bueno. En palabras de Schaidreiter: “Gracias al efecto Doubledeck, el D2 se adapta inmediatamente al estilo de competición del esquiador y a las condiciones de la pista. El esquí inferior reacciona a las condiciones exteriores gracias a su libertad de deslizamiento. Y esto permite un descenso tranquilo y unos movimientos controlados y exactos”.

MÁXIMA PRECISIÓN EN EL CORTE DEL RECUBRIMIENTO

La composición, la microestructura y los patrones de corte del recubrimiento son básicos para las propiedades de deslizamiento de los esquís. Los patrones de corte se aplican al recubrimiento por medio de una máquina especial controlada por ordenador, con la supervisión de expertos en corte. Sin embargo, cuando los ATOMIC D2 RACE abandonan el centro de producción su destino no es todavía una cita de la Copa del Mundo. “El esquí tiene que superar las pruebas de uso para poder utilizarse en competiciones”, apunta Helmut Schartner, responsable del departamento de construcción de prototipos de Racing Alpine. En esta decisión cuentan factores como el tiempo y las características. Después de cada prueba, nuestros técnicos trabajan en los cantos y el recubrimiento con la máxima precisión. Los ‘pulen’ para que estén en condiciones para una competición”.

“Nuestros mejores esquiadores suelen recibir unos 20 pares de esquís de competición por disciplina o más cada temporada. Y cada esquí tiene unas características especiales. La temperatura y la textura de la nieve son tan distintas como los continentes en los que se disputan las pruebas. El esquiador y su preparador deciden juntos, normalmente poco antes del inicio de la competición, cuál es el esquí más adecuado en cada caso teniendo en cuenta las condiciones meteorológicas”. Pero, ¿cómo se sabe cuál es el esquí más adecuado? Schartner: “Cuando un atleta cruza la línea de meta y su nombre sube al primer puesto de la clasificación, todos los que estamos aquí sentimos una enorme satisfacción, porque sabemos que todo este duro trabajo ha merecido la pena”.