feb 17, 2013

MARCEL: SUPERESTRELLA Y ACTUAL CAMPEÓN DEL MUNDO

Schladming. Oro en la modalidad de equipo, Plata en el eslalon gigante, Campeón del Mundo de eslalon: Marcel Hirscher fue capaz de convertir el reto más complicado de su trayectoria profesional en un capítulo más de una historia de esquí llena de entusiasmo. El Campeonato del Mundo de esquí 2013 celebrado en Schladming finalizó con su título de Campeón del Mundo como una epopeya del heroico Hirscher. «Me habían dicho que conseguir un oro en un Campeonato del Mundo en casa era algo que solo consiguen los deportistas verdaderamente grandes.» Este fue el primer comentario de Marcel sobre su victoria. ¡Qué gran verdad! «Hay un nuevo Campeón del Mundo de eslalon cada dos años. Pero nunca ha habido uno que gane sobre unos esquís diseñados por uno mismo», afirmaba Marcel con entusiasmo.

En Schladming se forjaron grandes historias sobre Hirscher. 2012: una impresionante victoria en la carrera nocturna, pero después un rumor injustificado sobre la elusión de una puerta. Tan solo unas semanas más tarde, coronó una temporada sensacional ganando la Copa del Mundo. Ahora, este Campeonato del Mundo celebrado en casa supone la continuación del mayor reto de su trayectoria hasta la fecha: «Puedes intentar convencerte a ti mismo de lo que quieras, pero al cabo de unos meses sientes que han surgido ciertas expectativas y también lo sientes en tu cuerpo», comentaba Marcel. Cuando esta superestrella del esquí comenzó su participación en el Campeonato del Mundo de esquí en la segunda semana del Campeonato, tuvo que actuar como «salvador de Austria, la nación del esquí», ya que no se habían obtenido medallas en la modalidad de velocidad. Llegó, vio y venció. «El Oro en la modalidad de equipo fue un alivio importante, también para mí», afirmaba.

SIN PODER DORMIR A PESAR DEL ORO DE EQUIPO
A pesar de todo, no pudo pegar ojo antes del eslalon gigante del Campeonato del Mundo: Una vértebra desplazada, dolor y tratamiento constante para poder siquiera empezar la carrera. Pero, una vez más, Marcel Hirscher fue capaz de demostrar sus cualidades en una difícil situación: ¡Plata! Fue su primera medalla individual. Consiguió lo que ha definido como su objetivo para este Campeonato del Mundo de esquí en casa: dos ambiciosas medallas.

LA CARRERA SUPREMA
Marcel: «La hora de la verdad sería el eslalon del Campeonato del Mundo; eso siempre ha estado claro. Es verdad que yo partía como favorito. El momento más destacado, la carrera suprema, el mayor foco de atracción, después de todo. Un estadio abarrotado, millones de espectadores frente al televisor. ¡Es mejor no pensar en todo esto! Sólo tienes que pensar en esquiar, en el hecho de que es solo un juego». Eso es lo que pensó. Así es como compitió. ¡Y ganó! Una vez más: en una emocionante trayectoria en la que se ha subido al podio 40 veces en 101 carreras de la Copa del Mundo, en 18 ocasiones como ganador. Ahora, la superestrella del esquí es también Campeón del Mundo de eslalon.

ORO PARA LA ICON SERIES DE MARCEL
«Ahora mismo, todavía me invaden todas estas impresiones. Me llevará algún tiempo hasta que mi mente se calme. Pero hay una cosa genial: hay un nuevo Campeón del Mundo de eslalon cada dos años, pero nunca ha habido uno capaz de ganar el Oro sobre unos esquís diseñados por uno mismo.» Ahora, Marcel Hirscher y Atomic no sólo han obtenido el premio más importante de la historia de Redster ICON, el premio ISPO, sino además la medalla más importante del Campeonato del Mundo de esquí…

Share