dic 31, 2011

EL REGRESO DE MICHI WALCHHOFER

9 meses. Este es el tiempo que ha permanecido alejado de la Copa del Mundo la gran estrella de Atomic Michael Walchhofer (36 años) desde su retirada. Su reaparición ha tenido lugar en Bormio, donde el ganador de 19 pruebas de la Copa del Mundo saboreó las mieles de la victoria en tres ocasiones. Esta vez, sin embargo, se estrenaba en un nuevo papel: el de asesor y mentor de los jóvenes esquiadores austriacos. Las promesas de Atomic Joachim Puchner (24 años), Max Franz (22 años), Manuel Kramer (22 años) y Björn Sieber (22 años) no pueden ocultar su alegría.

Walchhofer llegó y besó el santo. En la pista Stelvio de Bormio, una de las más complicadas del circuito, el tres veces campeón de descenso en la Copa del Mundo apoya a los jóvenes esquiadores de ATOMIC. Los debutantes en la competición Franz, Kramer y Sieber pueden aprovechar la experiencia del ganador de la edición anterior en el descenso más vertical de la Copa del Mundo (3.230 m de longitud, 987 m de desnivel y hasta 140 km/h de velocidad punta). “A los chicos les resulta más fácil hablar conmigo de sus miedos y temas personales que con su entrenador. Mi objetivo es que los jóvenes velocistas pierdan el miedo; el respeto a la pista está bien”, afirma Walchhofer, quien logró subirse al podio en siete ocasiones en este escenario. ¿Cómo ven la situación las jóvenes promesas de ATOMIC? “Michi puede ayudarnos en todo. ¿Qué gafas me darán mejores resultados con unas condiciones de luz cambiantes? ¿Cuál es la trazada más rápida? ¿Cómo me dosifico a lo largo de los tres días de la competición en una prueba donde la adrenalina está al máximo? Michi tiene respuestas para todo, porque él también ha sido velocista y le coge todavía muy cerca”, asegura Manuel Kramer en representación de los demás miembros del equipo.

UN VIAJE EN GÓNDOLA CON MICHAEL WALCHHOFER

Michael Walchhofer y Joachim Puchner, ambos originarios de Salzburgo, se llevan a las mil maravillas. Antes del segundo entrenamiento, compartieron una góndola en el teleférico que les llevó hasta Stelvio. Y, durante el trayecto, bajaron mentalmente por la pista. “Mucho cuidado en Fontana lunga...”, apuntaba uno. “La puerta situada al principio del salto de San Pietro es así…”, añadía el otro. No se trata de una conversación entre entrenador y deportista, sino más bien entre compañeros de fatigas. Walchhofer volverá a acompañarnos: “Kitzbühel, Chamonix, Sotschi... allí donde participen más jóvenes. Tengo el título de entrenador desde 1998, pero ahora mismo no quiero dedicarme a ello. Pero tampoco me gusta la idea de ir a las pruebas solo como invitado VIP. Quiero compartir mi experiencia con los jóvenes, pero sin imponerles mi forma de hacer las cosas”. También los esquiadores más consolidados se muestran satisfechos con la decisión de Walchhofer, como Mario Scheiber (28 años), el deportista de ATOMIC que acaba de volver a las pistas: “Es fantástico tener a Walchi al lado. Ganó tres veces aquí y sabe mejor que nadie dónde están los peligros, mejor incluso que los entrenadores”.

Share