dic 12, 2011

WEGER ASCIENDE AL OLIMPO DE LOS DIOSES

Joven, rápido y convencido de sus posibilidades. Benjamin Weger, 22 años, suizo. Profesión: biatleta, acérrimo defensor del Featherlight de Atomic, uno de los esquís más ligeros utilizados jamás en la Copa del Mundo de esquí nórdico. Tras su actuación este fin de semana en Hochfilzen, se ha ganado un sitio entre los mejores del mundo. Después de su séptimo puesto en Östersund, la tercera plaza conquistada en sprint y en persecución lo colocan quinto en la Copa del Mundo de biatlón.

El ascenso de Weger al olimpo de los dioses es fruto de la pasión, la tenacidad y la innovación. No es casualidad que Benjamin Weger forme parte del equipo ATOMIC. En su etapa júnior, el esquiador de Valais ganó una medalla de bronce en los Europeos y una medalla de plata en los Mundiales. En 2010 tomó la decisión de aparcar un tiempo los estudios y dedicarse en cuerpo y alma al biatlón. El éxito cosechado es fruto de su entrega: hasta el momento tres podios en la Copa del Mundo, dos en Hochfilzen. “Algo así no se consigue todos los días ─manifestó un exultante Weger─. Seguiré trabajando duro, porque no hay nada tan gratificante como superar mis propios límites. Y ATOMIC me ayuda en esta meta con el Featherlight, un esquí excepcional”.

EL SECRETO DEL FEATHERLIGHT

Los atletas de ATOMIC Dominik Landertinger, Christoph Sumann y Benjamin Weger consiguieron situarse seis veces entre los siete mejores sumando sus actuaciones en Östersund y Hochfilzen. Roman Toferer, director de ATOMIC Nordic, se muestra satisfecho: “Cada kilómetro de prueba de la nueva generación Featherlight ha merecido la pena. El secreto de esta construcción son miles de pequeños panales de Nomex, un material ultraligero pero a la vez extremadamente resistente. La historia de Featherlight continuará esta semana en la segunda parte de la Copa del Mundo que se disputará en Hochfilzen.

Share