mar 16, 2012

ANDREAS HÅTVEIT SE CUELGA EL BRONCE EN SLOPESTYLE EN LOS EURO X GAMES!

Con pasión, entrega y una increíble constancia, Andreas Håtveit logró llevarse la medalla de bronce en la prueba de slopestyle de los Euro X Games disputados en Tignes (Francia). Esta es la segunda medalla conquistada por el atleta de Atomic en unos X Games este año.

Tignes se vistió de gala para recibir a los mejores especialistas en freeski del mundo, que disfrutaron de un sol reluciente, nieve blanda y ausencia total de viento, unas condiciones ideales para los Euro X Games, la única competición europea de slopestyle reconocida con el nivel platino de la AFP. Tras superar por la mínima las rondas clasificatorias del miércoles, Håtveit llegó en plena forma a la final. En la pelea con la flor y nata del circuito mundial, solo los estadounidenses Bobby Brown y Tom Wallisch lograron superarle.

LA PASIÓN Y LA ENTREGA TIENEN PREMIO

Los éxitos cosechados por el carismático deportista noruego son fruto de un incansable trabajo: desde que empezara la temporada de invierno, solo cinco han sido los días en que Håtveit no se ha calzado los esquís (y el motivo era más que justificado: se encontraba en un coche, autobús o avión, de camino hacia una competición o de regreso a casa). Sin embargo, tanto sacrificio ha tenido su merecida recompensa: una medalla de bronce en los X Games de Aspen en enero, una medalla de oro en el Austrian Freeski Open celebrado en Kitzsteinhorn el pasado sábado y, ahora, otra medalla de bronce en los Euro X Games de Tignes.

IMPRESIONANTE SALTO CUALITATIVO DE LOS EURO X GAMES

El trazado de la prueba de slopestyle preparado en Tignes entusiasmó no solo a los miles de aficionados que presenciaron la competición, sino también a los esquiadores, pues abría la puerta a un nivel creativo y competitivo nunca visto en unos Euro X Games. Entre los desafíos que presentaba, encontramos tres variantes de un flat-down feature at the top, seguido por un up-rail butter box to down-rail feature y una triple sucesión de saltos. Para terminar, los atletas tenían que superar un up-gap-flat-down-rail o un half-rainbow-rail. Como ya viene siendo habitual, Håtveit nos sorprendió con un programa extremadamente exigente desde el punto de vista técnico: empezó con un frontside 360 switch up, 450 out of the up-rail to switch butter 270; luego llegaron un rightside double cork 1260 mute grab y un switch 1260 double cork safety grab, rematado con un leftside double cork 1080 mute. Como colofón, el noruego ejecutó un 50-50 to 270. “He realizado dos de las mejores bajadas de mi vida —aseguró exultante el noruego, que en breve se estrenará como padre—. Estoy contentísimo con la medalla de bronce”.